Close

Sorbete De Mango a Mi Manera

Lunes y último día de mes. Y con la receta de hoy, doy por inaugurado oficialmente el verano, aunque aquí en el norte seguro que aún se hace de rogar un poco más. Nos ha tocado fin de semana de lluvia y bastante fresquito, así que parece que pasará más o menos lo mismo que en años anteriores, el verano llegará a principios de agosto, y eso con suerte.
Vale que a mi no me gusta el calor, esos días de bochorno y humedad asfixiante, en los que no se puede dormir, pero como todo en esta vida, hay un término medio. Lo de la lluvia en verano (sobre todo en fin de semana) es algo a lo que no termino de acostumbrarme, y ya son muchos años…

Pero bueno, como lo del tiempo es algo que seguirá escapándose a nuestra capacidad de manipulación, no queda más remedio que adaptarnos a lo que no rodea y llevarlo con alegría, no nos queda de otra.
 
 
Pues eso, que estamos en verano, y es tiempo de helados, sorbetes, ensaladas, recetas ligeras y rápidas, con las que no pasar mucho calor en la cocina. Aunque yo ni en verano dejo de encender el horno, y tengo un par de recetas preparadas que sé que os gustarán. Pero hoy toca algo fresquito.

¿Os acordáis del Helado de Mango de hace unos días? Pues es el ingrediente principal de este sorbete. Bueno, a ver…, no es un sorbete al uso, es un sorbete a mi estilo, de lo más sencillo y simple, pero que está buenísimo. Eso sí, podéis utilizar helado de otras frutas o sabores, porque lo importante es que es una receta perfecta para aprovechar esos restos de helados caseros que tenemos en el congelador.

 

Como os digo, rápido y sencillo, sin complicaciones. Y el resultado es más que satisfactorio.

Ingredientes.-

  • Zumo de 1 naranja
  • 40 ml de cointreau
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 4 bolas (de buen tamaño) de helado de mango
Preparación.-
 
En un cazo, ponemos el zumo de naranja con el cointreau y el azúcar. Lo dejamos hervir durante 5 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
 
Ponemos el helado en la batidora, junto con la mezcla anterior (cuando ya esté frío), y trituramos, hasta que tengamos una mezcla muy cremosa, pero densa. Si os queda muy líquida, podéis añadir un poco más de helado.
 
Yo lo he servido así directamente, pero si os gusta que tenga una textura mucho más parecida al sorbete tradicional, podemos verter la mezcla en un recipiente, y guardar en el congelador durante hora y media, removiendo cada media hora para que no se formen cristales. De las dos formas estará buenísimo. Os digo que no durará nada.
 
 
¿Qué os aparecido? Creo que ya os estoy viendo preparar el Helado de Mango, porque seguro que lo queréis probar ya! Y no os podéis quejar, más rápido imposible! 
 
Por cierto, me he comprado la heladera de Lidl, así que amenazo con ponerme a «heladear» sin descanso, y por supuesto, si los resultados son aceptables, los compartiré con vosotros. No sé por qué, pero tengo la sensación de que no voy a tener días de verano suficiente para poner todas las recetas que tengo en mente… Voy a tener que ponerme las pilas!
 

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: