Close
Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

Bollo o Mantecado de Avilés. Receta de Pascua

Última receta tradicional de Semana Santa. Durante estas semanas nos hemos ido a Serbia para probar un Pan Brioche semi hojaldrado. Luego viajamos a la zona de Levante para probar su famoso Panquemao. Y como no podía ser de otra manera, hoy me quedo en mi tierra para enseñaros el tradicional Mantecado de Avilés, también conocido como Bollo o Bollu.

En Asturias somos golosos por naturaleza. E incluso durante la Semana Santa preparamos muchos dulces típicos. Por supuesto las torrijas, pero también las Marañuelas de Candás y Luanco, el Bollo o Mantecado de Avilés… Este último forma parte del intercambio de regalos que se hacen entre padrinos y ahijados. Originario de la ciudad de Avilés, poco a poco se ha ido extendiendo a lo largo de Asturias. Aunque dependiendo de la zona en la que nos encontremos, ese bollo que los padrinos regalan a sus ahijados puede cambiar. Así encontramos el Roscón relleno de almendra (que recuerda al roscón de reyes) en la zona de la cuenca, la rosca de pan dulce en la zona centro…

Pero hoy nos quedamos con el mantecado de Avilés. Un bizcocho cuatro cuartos, sin levadura, con una textura muy mantecosa.

Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

Al no llevar levadura es fundamental batir muy bien todos los ingredientes para introducir aire en la masa. Solo cuatro ingredientes y todos en la misma cantidad.

Se prepara en unos moldes especiales que se pueden encontrar en todas las ferreterías de Avilés. He buscado en la red alguna tienda online que los venda para dejaros el enlace, pero no he encontrado ninguna. Seguiré buscando y os mantendré informados.

Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

En cualquier caso, si queréis hacerlo y no tenéis la suerte de tener a la madre de una amiga que te los consiga (como en mi caso), no os preocupéis. Solo tendréis que reducir ingredientes y podréis hacerlo en cualquier otro molde.

Una receta que tenía pendiente desde hace bastante tiempo. Por eso cuando vi el otro día el mantecado que preparó Susana de Piruletas de Jamón me animé a estrenar mis moldes.

Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

Como siempre, lo que peor llevo es el glaseado. Está claro que las manualidades no son lo mío. Pero no lo tengáis en cuenta. El bizcocho es absolutamente delicioso con o sin él.

Mantecado de Avilés

Ingredientes (para los tres moldes)

  • 750 gr de huevos (pesados con su cáscara)
  • 750 gr de mantequilla (la mejor que podáis encontrar)
  • 750 gr de azúcar
  • 750 gr de harina
  • pizca de sal
  • Para el glaseado:
  • 2 tazas y media de azúcar glas
  • 80-90 ml de leche (así conseguiréis un glaseado mucho más blanco)

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. Recortamos en papel de horno la base de cada molde y los forramos. Engrasamos y enharinamos las paredes. También podemos utilizar spray desmoldante, pero con la base siempre forrada de papel.
  3. Pesamos todos los ingredientes, que deben estar a temperatura ambiente.
  4. Tamizamos la harina.
  5. Batimos muy bien azúcar y mantequilla. Debemos conseguir una mezcla muy esponjosa.
  6. A continuación, vamos añadiendo los huevos, uno a uno y sin dejar de batir. Como os decía antes, cuanto más aire tenga la masa más esponjoso será nuestro mantecado.
  7. Por último, vamos añadiendo la harina. En tandas, poco a poco, y mezclando bien y con suavidad.
  8. Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos.
  9. El tiempo de horneado irá en función de cada uno de los moldes, desde los 40 minutos del pequeño hasta los 70 minutos aproximadamente del más grande. Tiempos que debéis ir controlando.
  10. Cuando los bizcochos estén listos, retiramos del horno. Dejamos unos 10 minutos dentro del molde para luego desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  11. Cuando estén fríos, preparamos el glaseado. Lo vertemos sobre los bizcochos y montamos.

Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

Mantecado de Avilés | CON HARINA EN MIS ZAPATOS

Como os decía antes, los moldes no son obligatorios. Simplemente tendréis que reducir los huevos. Podéis utilizar unos 4 ó 5. Pesarlos y utilizar el mismo peso de azúcar, harina y mantequilla. Lo importante es que lo hagáis, porque posiblemente sea uno de los mejores bizcochos que vais a probar 😉

Felices días de descanso a todos.

Natalia.

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: