Close

Helado De Plátano y Nueces

Hoy toca una receta veraniega, que no se diga que aquí en el norte no tenemos días buenos para comer helados. Es más, si hace falta los comemos en invierno, que aquí hacemos lo que queremos, y cuando queremos, que para eso somos asturianos!
¡Me encantan los helados! ¡Y todo el año!, pero sobre todo en verano es uno de mis postres favoritos. En casa, siempre tenemos en el congelador, porque son perfectos para esas tardes tontas de domingo, en las que estás tirada en el sofá, aburrida, viendo el «peliculón» de Antena 3, que suele ser tan sumamente soporífero, que lo más productivo de la tarde es el helado que te zampas así, de un tirón y sin ningún tipo de remordimiento.

Me gustan todos: polos o cremosos, con palito o con cuchara, de frutas, chocolate, de yogur… no me gusta hacer distinciones… Y ya si son caseros, son lo más! Porque aunque pueden parecer difíciles, la verdad es que una vez que te pones, no tienen ningún misterio. Además, es una forma de controlar qué llevan, sobre todo para los que tengáis niños. Les podemos añadir frutas, frutos secos, chocolate… ¡Todo lo que se nos ocurra!

 

Así que cuando hace unos días vi en la publicidad de Lidl que de nuevo ponían a la venta su famosa heladera, allí que fui, a hacer cola con las señoras que esperan a que abran el super para que no les quiten las manzanas buenas, para no quedarme sin ella (como me había pasado el año pasado), y viendo que todo el mundo hablaba de ella, no estaba dispuesta a que me volviera a pasar. Además, a «doña cacharritos» le hacía falta un juguete nuevo, que no tiene suficientes… (ejem…, ya no sé dónde meter tanta cosa)

Pues eso, que por fin la conseguí, en fucsia, toda mona ella… y había que estrenarla cuanto antes. Y decidí hacer este Helado de Plátano. No soy lo que se dice fan de los plátanos, salvo para tomarlos en batido, así que como tenía unos un poco aburridos en el frutero, fueron la fruta elegida.

Y tranquilos, que si no tenéis heladera, también podéis hacerlo sin ninguna dificultad.


Como sabréis, estas heladeras pequeñas y de precio tan económico, no tienen compresor, por lo que es necesario tener el bol de la heladera en el congelador al menos 24 horas antes de preparar el helado, y claro, eso puede suponer un problema si no hay mucho sitio en el congelador, pero bueno, en verano siempre se puede sacrificar uno de los cajones y tener siempre guardado el bol dentro.

Claro que las heladeras profesionales son mejores, pero también mucho más caras y más grandes. Al fin y al cabo, éstas, si sólo las usamos en verano, se pueden volver a guardar y casi no ocupan espacio. Además, por 20 eurillos tampoco se pueden pedir milagros.

La única pega que les veo a estas «heladeras domésticas» (por llamarlas de alguna manera), es que la abertura por la que hay que añadir la mezcla, me parece un pelín pequeña, y hay que añadirlo muy despacio para que no se caiga, pero bueno, supongo que también será cuestión de práctica.

Vamos con la receta…

Ingredientes.-

  • 6 plátanos maduros
  • 200 gr de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
  • zumo de 1 lima
  • 50 gr de nueces y picadas (y alguna más para decorar)
  • 1 cucharada de azúcar invertido
Preparación.-
 
Con Heladera:

Como dicen las instrucciones de todas las heladeras, hay que meter el recipiente en el congelador al menos 24 horas antes de hacer el helado.

Como edulcorante, lo mejor es utilizar Azúcar Invertido para evitar que salgan esos horribles cristalitos. Ahora es fácil conseguirla en tiendas especializadas, pero es mucho más fácil que todo eso, se puede hacer en casa en unos minutos. Podéis ver Aquí cómo hacerlo. En el enlace encontraréis el post que publiqué hace unos días. Ya os digo que no merece la pena perder el tiempo buscándola en el super.


Pelamos los plátanos, y los cortamos en trozos. Yo lo he hecho muy fácil, he metido todos los ingredientes en el vaso de la batidora (menos las nueces) y lo he triturado todo hasta que conseguí una mezcla muy cremosa, porque la nata empezó a montarse ligeramente.

Ponemos la mezcla en una jarra (luego será más fácil añadirlo a la heladera), y añadimos las nueces picadas, mezclando para que se repartan. Dejamos enfriar la mezcla durante 4 horas en la nevera.

Siguiendo las instrucciones de nuestra heladera, preparamos el helado.

Sin heladera:

Hacemos lo mismo con la preparación de la mezcla. Luego la ponemos en un recipiente hermético apto para el congelador, y congelamos. Durante las 3 primeras horas, debemos remover con unas varillas cada media hora para evitar que la mezcla se cristalice.

Y ya está! Tenemos un helado cremoso y rico listo para ser devorado.

 

Vamos, que hacer helados no tiene ningún misterio. Y lo bueno de hacerlos en casa, es que podemos utilizar las frutas o ingredientes que más nos gustan, y podemos decidir la cantidad de grasa y azúcar. Porque sí, no nos engañemos, para que sean cremosos y estén buenos, necesitan grasa, pero siempre será mejor la que nosotros podamos controlar.

Pues ya me contaréis, porque por lo que he visto en Instagram, sé que muchos de vosotros también os habéis comprado la maquinita, y me imagino que ya estáis dándole un buen uso.

Para estrenarla, creo que éste no ha estado mal. ¿Os animáis a hacerlo?

10 thoughts on “Helado De Plátano y Nueces

  1. Y voy y veo esta entrada hoy. A mi me encantan los plátanos y no tengo heladera porque mi congelador es enano, así que tendré que conformarme con la versión "a mano". Te confieso que por este motivo jamás he hecho helado casero, pero que voy a probar con esta receta, a ver qué tal. Beso grande!

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: