Close

Vasitos Dalky, y De Vuelta a la Infancia

Hoy os propongo una vuelta a la infancia. Sí, ya sé que a algunos cada vez nos queda más lejos, pero con cosas así, todavía podemos mantener o recordar aquel espíritu inocente que teníamos… ¿o no?
 
¿Os acordáis de las copas Dalky? Las había de chocolate y de fresa. Sin ninguna duda, mis favoritas eran las de chocolate. Por eso, cada vez que mi madre las compraba estaba deseando que llegara la cena para poder comerme una. Eran un auténtico vicio!
 
Pues cuando probéis éstas, vais a sufrir una regresión al pasado, pero descubriréis que son aún mejores! 
 
La verdad es que en ningún momento me había propuesto prepararlas, es más, casi las tenía olvidadas. Ha sido la típica receta que sale por casualidad. Hace unos días, buscando una crema de chocolate para una tarta, encontré una receta de chocolate en el libro de Hummingbird Bakery que me llamó la atención.
 
 
Así que la preparé, hice la tarta, y lo poquito que sobró, nos la comimos a cucharadas. E inmediatamente los dos pensamos, ¿no te recuerda a la copa Dalky?
 
Total, que al día siguiente, estaba preparándola de nuevo, no para una tarta, si no para comérnosla así. ¡Qué bien me ha venido guardar los vasitos del yogur! son perfectos para postres de este tipo.
 
Y aunque lleva un poquito de tiempo prepararla, de verdad, merece la pena. Tenéis que probarla y luego contarme.
 
Ingredientes.-
 
Con estas cantidades, salen unos 8 vasitos de este tamaño (pronto descubriréis que no son suficientes…)

  • 250 gr de azúcar
  • 1 cucharada de miel
  • 60 gr de cacao en polvo (no colacao)
  • 100 gr de Maizena
  • 40 gr de mantequilla (cortada en dados)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 ml de agua (para la crema)
  • 60-100 ml de agua (para la Maizena)
  • 200 ml de nata para montar + 2 cucharadas de azúcar

Preparación.-
 
En una cacerola, ponemos 300 ml de agua, el azúcar, la miel y el cacao en polvo. Lo ponemos a hervir a fuego medio, removiendo de vez en cuando con unas varillas para que se disuelvan bien el azúcar y el cacao.
 
En un bol aparte, ponemos la Maizena, y vamos añadiendo agua poco a poco, sin dejar de remover (no debemos sobrepasar los 125 ml de agua) Debemos conseguir una mezcla viscosa, pero que no esté excesivamente espesa.
 
Cuando la mezcla de la maizena tenga la textura deseada, la añadimos poco a poco, a la mezcla del cacao, sin dejar de remover. Y llevamos de nuevo a ebullición. 
 
Dejamos cocer a fuego medio durante unos 5 minutos, sin dejar de remover, hasta que veamos que espesa.
 
Retiramos del fuego y le añadimos los dados de mantequilla y el extracto de vainilla. Removemos muy bien.
 
Vertemos la mezcla en un bol de cristal, cubrimos con film transparente y dejamos reposar un par de horas.
Repartimos en los recipientes en los que vayamos a servir la crema, sin llenarlos del todo.
 
Montamos la nata junto con el azúcar y la metemos en una manga pastelera. Cubrimos cada uno de los recipientes.
 
Podemos espolvorear con cacao en polvo para decorarlos.
 
Guardamos en la nevera para que se enfríen completamente.
 
 
No os podéis hacer una idea del olor tan tremendo a chocolate que se quedará en la cocina… Es casi imposible poder esperar a que se enfríen del todo para meter la cuchara!
 
Son tan cremosos que acaban convirtiéndose en un auténtico vicio! 
 
De verdad, tenéis que probarlos, porque quiero que luego me contéis si a vosotros también os ha pasado lo mismo.
 
Cada vez que me como uno de éstos, viajo directamente a mi infancia.
 
Nos vemos el jueves! (sí, esta semana adelantamos el día de publicación)
 
Besos!
 

3 thoughts on “Vasitos Dalky, y De Vuelta a la Infancia

  1. Me encanta esta vuelta a la infancia Natalia. De verdad que me recuerdan un montón a cuando era peque, y me solía comer primero la nata y luego el chocolate, y cómo siempre decía que era poca nata para tanto chocolate…jaja. Te han quedado súper bonitos =)
    Un besote guapi.

  2. Los has hecho!! Sí me acuerdo de estos vasitos Dalky aunque cuando iba haciéndome mayor empecé que no eran muy sanos y, si los comía, tenía remordimientos después. Pero los tuyos son caseros y no llevan conservantes ni colorantes, así que me encantannn!!
    Un beso

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: