Close

Pide Turco con Queso Feta y Tomates Secos

Viernes, último día del mes y vengo con reto panarra. Es el día de Bake The World, ya sabéis, el reto que organizan Clara y Virginia todos los meses en el que podemos participar todos los viciosos panarras como yo. 
Llevo haciéndolo un par de meses, y estoy totalmente enganchada. Cada mes viajamos a un país distinto, algo que me parece perfecto para aprender cosas nuevas, conocer otras gastronomías… Además, hacer pan es un auténtico vicio. Os lo digo yo que durante este mes he estado haciendo un curso fantástico (en cuanto encuentre un hueco os contaré más)
 
Y este mes nos hemos ido a Turquía para preparar uno de sus panes más famosos, el Pide.
Yo lo descubrí hace tres años, en un viaje que hicimos a Estambul. Aunque ya conocíamos muchos de sus platos, pues hemos ido varias veces a algún que otro restaurante turco, el pide en concreto no lo habíamos probado. Y nos encantó. Bueno, para que engañarnos, nos encanta toda su gastronomía. No sólo me enamoré de la ciudad, volví totalmente rendida a su cocina y con ganas de más.
 
El Pide es un plan plano, con una masa que puede recordarnos a la pizza. Existen variedades diferentes, ya que en algunas zonas de Turquía sólo se come adornado con semillas, pero en ciudades como Estambul, lo normal es que lleve ingredientes adicionales: carne picada, queso… Recuerdo probar uno de carne picada en un local muy pequeñito, cerca de la Mezquita Nueva, que estaba delicioso…
 
 
Como sabéis, mi biblioteca gastronómica es muy extensa (y continúa creciendo), así que he adaptado la receta de la masa de uno de mis múltiples libros de cocinas del mundo. El relleno es cosecha propia.
 
Lo he hecho con queso feta, tomates secos y aceitunas negras. Sabores mediterráneos, y la verdad es que ha quedado de vicio, sobre todo viendo la velocidad a la que ha desaparecido. Prácticamente ha sido visto y no visto.
Y no os asustéis, porque no es nada complicado de preparar, y cuando lo probéis os gustará tanto, que estoy segura que lo haréis muy a menudo.
 
Con las cantidades que os indico, salen 2 panes medianos o 3 pequeños.
 
Ingredientes.-
 
Para la Masa:
  • 175 gr de harina de fuerza
  • 8 gr de levadura fresca (la que viene en cubitos)
  • 50 ml de agua templada
  • 20 ml de leche
  • 1 huevo M
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 20 ml de aceite de oliva
  • una pizca de azúcar
Para el Relleno:
  • 1 huevo M
  • 170-180 gr de queso feta
  • aceitunas negras
  • tomates secos
  • pimienta
  • orégano y perejil
  • aceite de oliva
Preparación.-
 
En un bol, ponemos la harina y hacemos un pequeño hueco en el centro. 
 
Disolvemos la levadura en el agua templada, tapamos y dejamos que repose unos 30 minutos.
 
Pasado ese tiempo, lo añadimos a la harina, junto con la leche y mezclamos muy bien para ir consiguiendo una masa homogénea. Incorporamos la sal y mezclamos muy bien para que se integre. A continuación añadimos el huevo batido y la pizca de azúcar y amasamos.
 
Pasamos la masa a la superficie de trabajo, ligeramente enharinada, y vamos amasando. Al principio estará un poco pegajosa (aunque no añadiremos más harina), pero a medida que vayamos trabajando con ella, empezará a estar elástica y manejable. La estiramos un poco con las manos, e incorporamos el aceite. Cerramos la masa, como formando un saquito para integrar bien el aceite. Si se nos ha caído algo, lo recogeremos al seguir amasando.
 
Cuando tengamos una masa lisa y brillante, engrasamos un bol y ponemos la masa dentro. Cubrimos con un paño, y dejamos que leve hasta que doble su tamaño. En tiempo será entre una hora o una hora y media… Ya sabéis que ésto es orientativo, porque dependerá de la temperatura que tengamos en casa.
Mientras la masa reposa, vamos preparando el relleno. Para ello, en un bol batimos un huevo y le añadimos el queso feta desmenuzado y los tomates secos (enteros o picados, como más os gusten) Añadimos un poco de perejil y pimienta, removemos y reservamos.
 
Precalentamos el horno a 200º (calor arriba y abajo)
 
Cuando la masa haya doblado su tamaño, la volcamos sobre la encimera, amasamos ligeramente, y dividimos en las porciones deseadas.
Con la ayuda de un rodillo y luego con las manos, les damos una forma ovalada. Doblamos un poco los bordes hacia dentro para que el relleno no se salga.
 
Colocamos las piezas (ya estiradas) sobre la bandejas que vayamos a utilizar para hornearlas. Repartimos el relleno que hemos preparado. Colocamos aceitunas negras, cortadas en láminas, por encima. Echamos un chorrito de aceite de oliva por encima en cada uno de los pide.
 
Horneamos a 200º durante 20 minutos.
Y listo! Sacamos del horno, pulverizamos con un poco de aceite de oliva y espolvoreamos con orégano. Y si podéis resistiros, tenéis que dejar que se enfríen un poco antes de devorarlos.
 
Aunque la explicación parezca un poco larga, que no os de miedo. Ya os digo que son fáciles, y la masa no es nada complicada. Y de verdad, merece la pena. Están tan buenos o más que una pizza, y es algo diferente. Seguro que si tenéis niños, les encantarán.
 
Pues ya está, digamos que hemos hecho un viaje virtual a Estambul, ¿no os parece? Lo que me recuerda ¡qué ganas tengo de volver! (a ver si alguien se da por aludido…)
 
¡Buen fin de semana!

24 thoughts on “Pide Turco con Queso Feta y Tomates Secos

  1. Pues yo no tenía la suerte de conocer este pan, pero ha sido todo un descubrimiento que quedará para la posteridad, que relleno más apetitoso has escogido. Me ha dado envidia de la buena tu biblioteca gastronómica 🙂 me la imagino.
    un abrazo
    Silvia

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: