Mermelada de Pera y Jengibre

¡Qué dura se me ha hecho la semana pasada…!!! Después de unos días de descanso en los que no he parado, pero en los que al mismo tiempo no he hecho nada, volver a la rutina diaria se me ha hecho un poco cuesta arriba, y llevo unos días en los que todo me ha costado el doble y en los que he vagado por casa como alma en pena ¡Qué pronto se acostumbra uno a lo bueno!
 
Creo que ni siquiera he echado de menos el horno! ¿debería preocuparme? Aunque sólo han sido unos días, he desconectado a tope, como hacía tiempo que no lo conseguía, y de verdad que lo necesitaba. Pero bueno, ya está, estoy de vuelta y hay que ponerse las pilas, nada de estar remoloneando.
 
Y para que no se me olvide que el horno me estaba esperando, ayer empecé el curso de Bizcochos Perfectos Avanzado de Aliter Dulcia, así que me esperan cuatro semanas intensas bien pegadita a él. Sólo espero que se porte bien!
 
Y ¿qué os traigo hoy? Una mermelada de Pera y Jengibre. 
 
 
 
Soy adicta a las mermeladas. Tengo que probarlas todas. Y desde que he empezado a hacerlas en casa, estoy aún más enganchada. No son nada complicadas, y nos permite hacerlas de lo que más nos guste. Con la ventaja de que nosotros sabemos lo que lleva.
 
 
Así que como tenía en casa unas peras que no sabía muy bien qué hacer con ellas, se me ocurrió preparar mermelada. Ya he probado la combinación pera-jengibre en tarta, y me encanta. Y os puedo asegurar que esta mermelada es una delicia. Me encanta el jengibre, y creo que he logrado una mermelada equilibrada. Pero como siempre, eso tendréis que decirlo vosotros, porque me chifla tanto el jengibre que a veces no tengo medida. Pero bueno, creo que esta vez tiene el toque justo.
 
 
MERMELADA DE PERA Y JENGIBRE
 
Ingredientes.-
  • 1 kilo de peras (yo he usado pera limonera)
  • 500 gr de azúcar
  • 1 cucharada (tbsp) de jengibre fresco, pelado y rallado
  • 45 gr de jengibre confitado (lo compro en Lidl, pero también podéis encontrarlo en herbolarios)
  • zumo de 1 limón
Preparación.-
 
Pelamos las peras y les quitamos el corazón. Las troceamos en trocitos pequeños. Rallamos el jengibre fresco y picamos el jengibre confitado. Ponemos todo ésto en una olla junto con el azúcar y el zumo de limón. Removemos y dejamos reposar durante 2 horas, removiendo de vez en cuando.
 
Pasadas las 2 horas, ponemos la olla al fuego. Al principio la ponemos a fuego alto, hasta que empiece a hervir, y vamos removiendo. Una vez que empiece a hervir, bajamos a fuego medio. Dejamos cocer unos 45-50 minutos, removiendo de vez en cuando. 
 
Cuando tenga la textura que nos gusta, la retiramos del fuego y vertemos aún caliente en los tarros que previamente habremos esterilizado. Cerramos bien, y los ponemos boca abajo para que se haga el vacío y así conservemos la mermelada durante más tiempo.
 
Dejamos reposar durante 12 horas antes de consumir.
 
 
En cuanto a la esterilización de los tarros, aunque ya os lo conté en la Mermelada de Fresa, nunca está de más repetir. Yo los lavo en el lavavajillas y las tapas las hiervo 10 minutos. Una vez limpios, pongo dentro de cada tarro una cuchara de agua y los caliento en el microondas a máxima potencia durante 2 minutos. Los saco con cuidado de no quemarme (si queda algo de agua la retiro) y meto la mermelada caliente cuando los tarros aún están calientes. Pero supongo que cada uno tiene su truco.
 
 
¿Qué os parece? ¿Os animaréis a prepararla? Ya habéis visto que no es nada complicada, y el resultado merece la pena. No hay mejor desayuno que una tostada (de pan hecho en casa, por supuesto) y una mermelada casera. Son esos pequeños placeres a los que no deberíamos renunciar nunca.
 
Si la hacéis, espero que me contéis si os ha gustado. Mientras, yo voy a seguir con mis bizcochos.
 
Nos vemos el viernes!
 

9 thoughts on “Mermelada de Pera y Jengibre

  1. Me pasa un poco lo que a ti, soy adicta al jengibre y me encanta ponerselo a todo. Me da lo mismo que sea fresco o en polvo, en casi todos mis platos hay jengibre. Creo que tu mermelada a mi también me va a gustar, así que copiada queda. Un abrazo y gracias por compartir esta delicia.

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.