Close

Londres I: Jamie Oliver

¡Buenos días! ¿Cómo va el fin de semana? ¿Agitado o de relax? Por si estáis aburridos, hoy empiezo a contaros mi viaje a Londres. La mayoría ya habréis estado, así que no voy a contaros nada que no sepáis. Todos sabemos que hay visitas obligadas, y que es necesario organizarse bien para aprovechar el tiempo al máximo. En cuanto al tema museos, os diré que mi favorito es el Museo de Historia Natural. Y la Torre de Londres me encanta. 

Por eso, mi viaje lo contaré desde un punto de vista gastronómico. El mayor problema de Londres son las Libras, sobre todo frente a nuestros euros paupérrimos. Por eso hay que elegir bien. Os diré que el tema Fish & Chips no me gusta nada. Sigo sin verle la gracia a comer un pescado (muchas veces difícil de identificar) cubierto de una gruesa capa de rebozado, y unas patatas congeladas de las malas… Y tampoco es tan barato, así que no creo que esa sea una razón para comérselo. Pero bueno, supongo que cada uno tiene sus preferencias. En cualquier caso, una ciudad tan grande ofrece muchas posibilidades, sólo hay que saber buscar.

Y como una semana en Londres da para mucho (sobre todo para un par de zampabollos como nosotros), he dividido el viaje en tres capítulos. Y he decidido empezar por Jamie Oliver.

 

Todos sabéis quién es, lo seguís en Canal Cocina, tenéis sus libros… Pues yo he comido en uno de sus restaurantes!!! Os acabo de dejar muertos de envida, lo sé…
 
La verdad que fue un poco de casualidad, porque no lo habíamos planeado, pero ya sabéis que la mayoría de las veces, estos son los momentos que más disfrutas.
 
Como buenos turistas, un día fuimos a Greenwich. Os recomiendo hacer el trayecto en barco. Lo mejor es cogerlo en Enbakment, y así disfrutar de la orilla del Támesis. Nos ofrece una visión diferente del Parlamento, del puente, la Torre de Londres… 
Una vez en Greenwich, de turisteo total: visita al Cutty Sark, al Meridiano y la Exposición de Relojes (que se supone que te regalan con la entrada, aunque por el precio que pagamos, evidentemente de regalo nothing of nothing). Vamos, que nos hicimos lo que se dice un pack completo.
 
Y así, a lo tonto, terminamos agotados. Nuestra idea era reponer fuerzas en el Mercado, pero claro, de camino nos encontramos con este escaparate…


Lo del mercado, evidentemente pasó a un segundo plano… Teníamos que probarlo…, así que allí que fuimos.

 
Es uno de sus restaurantes Italianos, y al lado se puede encontrar la tienda con todos sus productos. La verdad es que ha sabido montárselo muy bien. Tiene varios de éstos repartidos por la ciudad, otro puestecito de comida callejera, tiendas gourmet…


 

Una vez que entras, te encuentras con un local muy amplio y luminoso, con una decoración moderna, pero a la vez acogedor. Cuenta también con una pequeña terraza en la que poder comer y disfrutar de los días de sol, como el día que fuimos, que hacía un tiempo estupendo. Como llegamos un poco tarde, no había mucha gente, aunque a la hora del té empezó a llenarse.

Echamos un ojo a la carta, nos indicaron varias sugerencias y elegimos. Nos encanta la cocina italiana, pero a veces no siempre está como esperas: o no es pasta casera, o son salsas de bote… Así que estábamos un poco «ansiosos» por empezar y ver si la fama de Jamie Oliver era merecida.

Os lo digo ya: ESPECTACULAR. Todo delicioso. La pasta fresca (nos dijeron que la hacen cada día), la mejor salsa de tomate que he probado nunca… 

Os dejo las fotos y os cuento un poco lo que comimos.

Tabla de Panes Artesanos

Sólo los panes ya estaban buenísimos. Cuatro variedades acompañados de un par de salsas para mojar. Riquísimos, y evidentemente volaron!

Arancini

Los Arancini (para compartir), los mejor que he probado. Aquí en Oviedo es difícil encontrarlos, y las veces que los he comido en Roma no terminaron de convencerme. Éstos, nos conquistaron. Y la salsa, una delicia.

Canelones Variados

Mis Canelones, con tres rellenos diferentes: carne, calabaza y ricotta. Los de calabaza sublimes, y combinados con una salsa sabrosa, ligeramente picante… Todo lo que os pueda decir es poco. Creo que fue el plato que más me sorprendió, y además, la presentación me pareció perfecta.

Pasta con Salchichas

Pasta casera, que se nota nada más que la pruebas. El sr. Con Harina la pidió con salchichas, que no venían enteras, si no que habían sido desmigadas y cocidas en la salsa, por lo que tenían muchísimo más sabor. Otro plato que fue devorado casi al instante.

¿Qué os parece hasta ahora? No sé si se puede apreciar bien en las fotos, pero se puede ver que las raciones no están nada mal. Y os aseguro que además, todo estaba buenísimo (y ya sabéis que nosotros solemos poner el listón alto) La relación calidad-precio está genial, y para lo que es Londres, está dentro de la media. Os diré que no había diferencia entre éste y una pizzería muy pequeña y mediocre que había casi al lado.

Y evidentemente, no nos marchamos sin postre. Sólo uno, para compartir.

CheeseCake con Merengue Italiano

Estaba muy bueno, pero quizás fue lo que menos nos impresionó. Creo que los platos anteriores pusieron el listón muy alto y elevaron nuestras expectativas.

No se nos dio mal ¿verdad? Para nosotros probar, descubrir nuevos sitios, nuevas cocinas, es uno de los mayores placeres. Nuestros viajes acaban siendo gastronómicos, y de todas las ciudades que visitamos nos traemos alguno apuntado en la agenda para próximas visitas.

 
Espero, que la próxima vez que viajéis a Londres, si tenéis la oportunidad, vayáis a probarlo, porque merece la pena, de verdad. Y no se puede decir todos los días que has comido en Jamie Oliver!

A disfrutar lo que queda de domingo y de puente!

5 thoughts on “Londres I: Jamie Oliver

  1. Envidia en modo on !!!
    Que ganas de volver a Londres ! Sólo fui una vez, hace cuatro años, y fue una escapada de tres días. Me supo a poco.
    En cuanto pueda vuelvo, y voy a este restaurante fijo. Que pinta todo !!!
    Un beso.

  2. Jamie es de los que se ha lanzado a lo grande montando sitios caros y más asequibles. Sus italianos están todos realmente bien. La próxima, le dices al Sr. Harina que hay que reservar en Fifteen, el buque insignia. A mí lo que de verdad me gusta de Jamie es que lo que comes en sus restaurantes te deja con el sabor de "lo casero", incluso lo más elaborado, son cosas que dices: "si me pongo, esto lo hago yo en casa", y eso gusta mucho. Deseando estoy leer los restantes dos capítulos.
    Beso enorme!!!

  3. Apuntado queda! Además, acaban de poner vuelos para los fines de semana, así que creo que este invierno nos pegaremos un salto de nuevo, porque de verdad, yo he vuelto con mono de más!!! Creo que se ha convertido en una de mis ciudades favoritas!
    ¿No estaría bien hacernos un viaje las cuatro chifladas?
    Un besazo!

  4. Uffff la verdad es que poder comer en alguno de los restaurantes de Jamie es parada obligatoria si se va a Londres, yo quedé como vosotros, más que impresionada, todos los platos estaban sublimes, el trato increíble, el ambiente, el restaurante, para mí todo con "matrícula de honor" más que merecida y si encima conoces la historia de los restaurantes….te caes de espaldas.
    Hicisteis muy requetebien en dejar de lado lo del mercado, que aunque también era buena opción, no se puede ni comparar jejejeje ¿Se nota que adoro a Jamie?
    me alegro mucho que lo hayáis pasado tan bien, Londres tiene algo que enamora y si encima somos locas por los dulces y cupcakes…….sin palabras!!
    Besotes y feliz domingo.

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: