Close

Tarta de Calabacín y Calçots

Y llegamos al viernes! La verdad es que esta semana ha sido un visto y no visto. Es lo que tiene no parar ni un minuto, que los días se pasan sin darte cuenta.
Por cierto, os confieso que tengo esta receta preparada desde hace un tiempo…, pero creo que precisamente eso de ir a mil todas las semanas, ha hecho que se quedara colgada en el limbo bloguero… Así que sin que sirva de precedente, esta semana os he dejado dos recetas saladas, para que veáis que soy buena.
 
Creo que ya os comenté que desde hace unas semanas, toda mi fruta y verdura es ecológica gracias a los chicos de Placer Artesano. Y lo mejor de todo es que no tengo ni que moverme de casa (sí, lo sé, es el colmo de la vagancia) Y la verdad es que estoy encantada, tengo una gran variedad de fruta y verdura para preparar mis batismoothies, de cualquier cosa que se me ocurra, pero también para preparar recetas saldas como ésta.
 
 
Me encantan las tartas saladas. Te solucionan la cena en un momento, o para preparar un aperitivo rápido y sin complicaciones. 
 
Y esta de Calabacín, está riquísima. Le añadí un par de Calçots. Ya sé que muchos pensaréis que es un sacrilegio, que hay que comerlos a la brasa con su salsa romescu. Sí, vale…., pero soy una innovadora, me gusta el riesgo!!
 
Como por estos lares es difícil conseguirlos, los podéis sustituir perfectamente por unos puerros, o incluso no añadírselos y hacerla sólo con el calabacín. Ya sabéis que ésto va siempre a gusto del consumidor.
 
Ingredientes.-
  • 1 calabacín hermoso
  • 2 calçosts (o puerros, si no los encontráis)
  • 100 ml de crème fraiche (yo la compro en Mercadona)
  • 1 buen trozo de queso Cabrales
  • 2 huevos
  • 1 lámina de masa quebrada
  • pizca de nuez moscada, pimienta y sal
 
 
Preparación.-
 
Cortar unas láminas de calabacín y reservar.
 
Trocear el resto del calabacín y los calçots, y rehogar unos minutos con un chorro de aceite de oliva, hasta que empiecen a dorarse ligeramente. Reservamos.
 
Precalentar el horno a 200º
 
En un bol, ponemos los huevos, la crème fraiche, el queso cabrales desmigado, sal, pimienta y nuez moscada. Trituramos todo muy bien hasta que tengamos una mezcla cremosa.
 
Colocamos la masa quebrada en el molde y recortamos si nos sobra algo. Pinchamos la base ligeramente con un tenedor.
 
Repartimos el calabacín y los calçots que habíamos rehogado, sobre la base de la masa.
 
Vertemos la crema por encima, con cuidado.
 
Por último, colocamos la láminas de calabacín que habíamos reservado.
 
Horneamos a 200º durante unos 25 minutos.
Si no os gusta el Cabrales porque os parece muy fuerte, podéis sustituirlo por otro queso azul más suave, o por cualquier otro que os guste más. En casa nos gusta mucho, y me parece que va perfecto en este tipo de platos, pero sé que no gusta a todos.
 
Pues ya está. Tenéis la cena de hoy lista. Fácil, rápida y riquísima!
 
Buen fin de semana!
 
Image and video hosting by TinyPic
Añadir leyenda
Para ver mejor la entrada de hoy con todas sus fotos y enlaces, no dejes de visitar el blog. Podrás leerlo completo y las fotos son más bonitas.
Además, me encanta que pases a verme!
Puedes hacerlo siguiendo el enlace:
http://conharinaenmiszapatos.blogspot.com.es/
Gracias!

Con Harina En Mis Zapatos

Puedes dejar un comentario. Me encanta leerlos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: